• comlallum

Cómo hacer una evaluación de impacto medioambiental de un proyecto

¿Qué es la evaluación ambiental?

Según la 21/2013 de Evaluación Ambiental, se define la evaluación ambiental como un instrumento indispensable para la protección del medio ambiente que facilita la incorporación de los criterios y principios de sostenibilidad en la toma de decisiones estratégicas, a través de la evaluación de los planes y programas. Y a través de la evaluación de proyectos, mide y garantiza una adecuada prevención de los impactos ambientales concretos que se puedan generar, al tiempo que establece mecanismos eficaces de corrección o compensación.


¿En qué consiste el estudio de impacto ambiental de un proyecto?

Un Estudio de Impacto Ambiental EIA es un proceso que se realiza para identificar, describir, caracterizar y valorar las distintas interacciones que un proyecto puede generar sobre el medio ambiente en forma de impactos, y proponer una serie de medidas que tienen la finalidad de proteger, mitigar y corregirlos para reducir los efectos negativos de su desarrollo sobre el entorno natural.

En dicha identificación de los impactos, se evalúan las distintas alternativas que presenta el proyecto y su efecto sobre todos los factores ambientales afectados en función de las características naturales del emplazamiento.



¿Qué contiene el informe de impacto medioambiental de un proyecto?

Tal como se ha descrito en el apartado anterior, el estudio debe acompañar un informe o memoria final de resultados para mostrar la evaluación del impacto social y medioambiental en los que debe figurar, al menos:

  • La descripción del proyecto y sus acciones.

  • Exposición de alternativas y justificación de la solución adoptada.

  • Descripción de las interacciones ambientales y ecológicas.

  • Identificación y caracterización de impactos.

  • Propuesta de medidas protectoras y correctoras.

  • Contenido del Programa de Vigilancia y Seguimiento Ambiental.

En función del tipo de proyecto sobre el cuál se realiza el estudio, la complejidad de las medidas protectoras y correctoras adoptadas puede variar, así como la fase de vigilancia y seguimiento en su periodo temporal.


¿Qué impacto tiene la energía renovable en el medio ambiente?

A la hora de evaluar los posibles impactos sobre el medio relacionados con el empleo de energías renovables para la producción de energía eléctrica o calor, es de sobra conocido que son positivos en su gran mayoría. Según la Asociación de Empresas de Energías Renovables APPA, que ha evaluado el impacto de las distintas tecnologías de producción, concluye que las principales ventajas radican en que son fuentes inagotables, son limpias y no generan residuos de difícil tratamiento ni tampoco producen emisiones de CO2 que favorecen el calentamiento global u otros gases contaminantes a la atmósfera.


¿Qué impacto tiene la energía solar fotovoltaica en el medio ambiente?

Si nos centramos en los impactos sociales y medioambientales concretos de la energía solar fotovoltaica, en líneas generales se asemejan bastante a los de las energías renovables. Aparte de los ya comentados se puede añadir lo siguiente:

  • Fomento de un sistema de generación descentralizado, en el que un gran número de pequeños productores repartidos por todo el territorio abastecen de energía a otros pequeños consumidores de proximidad.

  • Larga vida útil de los elementos y sistemas de una instalación.

  • Mejora de la calidad de vida y sostenibilidad de los consumidores.

  • Las pequeñas instalaciones aprovechan cubiertas de viviendas, naves industriales o zonas ya modificadas, por lo que no se deterioran nuevos espacios naturales para su puesta en marcha.

0 comentarios